lunes, 24 de mayo de 2021

Castillo de Timor


CASTILLO de TIMOR
Castillo, castellano y castellanía



España es tierra de castillos. No en vano un amplio territorio del país se denomina castilla, el gentilicio del mismo es castellano/a, y castellano es a su vez sinónimo del idioma que hablamos. También se llamaba castellanos a los vasallos encargados de defender y gobernar las castellanías: estas eran señoríos que contaban con su propio territorio, en el cual había castillo, capital y pueblos, y disponían de sus propias jurisdicción y legislación.


DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
Castillo de Timor, castellanos de los Queralt


Basta con echar un vistazo a los mapas del Instituto Geográfico Nacional para comprobar que hay infinidad de castillos repartidos por todo el país. Tiene su lógica: hubo una época en la que en la península se salía de una guerra para entrar en otra, ya fuera luchando contra reinos vecinos o entre sí mismos, y ello hacía imprescindible el levantamiento de posiciones defensivas. Asimismo los siete siglos que duró la Reconquista contribuyeron a la creación de una notable y variopinta red de fortificaciones castelares, tanto por parte de los reinos cristianos como de los árabes. Las cifras hablan de 2500 castillos, y eso sin contar ciudadelas, torres y otras construcciones defensivas. Jaén es, junto con Palestina y Siria, una de las regiones del mundo con mayor número de atalayas, castillos, fortalezas y torres por superficie, y a esta le siguen Castilla y Aragón, principales contendientes en la Reconquista de la península ibérica a los musulmanes.


Con el paso del tiempo los castillos perdieron paulatinamente la hegemonía de la que disfrutaban. Las desamortizaciones ejecutadas en los s. XVIII y XIX contribuyeron notablemente al declive de un gran número de fortificaciones, algunas de las cuales ya estaban arruinadas. Muchos de los que otrora fueran símbolos de opresión para el pueblo se transformaron de facto en inmuebles completamente abandonados, siendo sometidos a un intenso expolio en aras de aprovechar cualquier elemento constructivo. Hubo que esperar hasta mediados del s. XIX para que los castillos comenzaran a ser considerados como elementos monumentales, iniciándose entonces su catalogación y protección. Lamentablemente, el número de ellos que actualmente siguen en pie representa un porcentaje ínfimo en comparación con la gran cantidad de ruinas que podemos encontrar a lo largo y ancho de la península: en algunas ocasiones, cuando uno se encuentra delante de los escasos restos existentes, se hace francamente difícil imaginar que allí pudiera haber existido una fortaleza.



--- EL LINAJE DE LOS TIMOR ---

 

El Castillo de Timor (asimismo conocido como Castell de Timor o Caserío de Timó) fue construido a comienzos del s. XI, en pleno proceso de reconquista de la comarca de Cervera, por aquel entonces territorio fronterizo entre cristianos y musulmanes. Siguiendo el esquema habitual, el castillo fue edificado con posterioridad a la conquista del territorio y, a cambio de un juramento de fidelidad al rey, cedido en tenencia a la familia Timor, que a la sazón eran castellanos del Castillo de Queralt.


DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
Caserío de Timó - Mapa Topográfico Nacional (MTN), 1915-1960
Fuente: Instituto Geográfico Nacional


El primer miembro de la familia del que se tiene conocimiento fue D. Alarig de Timor. Este tuvo cinco hijos: Ramón, Pere (que se hizo monje de Poblet), Bernat, Ponça y Dolça. Los bienes de D. Alarig fueron heredados por sus tres hijos varones, aunque como era habitual resultó claramente favorecido el hereu, su primogénito Ramón, quien tras el fallecimiento de su padre en 1132 recibió en alodio los señoríos de Figuerola, Guialmons y Timor, disfrutando en feudo de los de Aguiló, Coromines, Ondara, Pontils y Rubinat.

 

El Castillo de Timor pasó de padres a hijos a lo largo de varias generaciones, aunque no siempre dentro de la línea principal de sucesión. En 1147, tras el fallecimiento de Ramón de Timor, la propiedad fue heredada por su hijo Guillermo, quien a su vez la dejó en herencia a su hijo homónimo, nieto de Ramón. Guillermo II de Timor se casó con Ermessenda de Monleón y tuvieron siete hijos, de los cuales Arnau de Timor heredó en 1204 el señorío de Timor.

 

Arnau de Timor compró en 1213 el Castillo de Queralt y todas sus posesiones a D. Berenguer de Queralt. Estas fueron heredadas por su primogénito Pere de Timor en 1236, que a partir de entonces adoptó el nombre de Pere II de Queralt, iniciándose así un nuevo linaje. Arnau tuvo nueve hijos, pero el destino quiso que el heredero del señorío de Timor, Ramón II de Timor, falleciera sin haber tenido descendencia legítima. Este dejó sus bienes a su hermano Pedro II de Queralt, solicitándole a cambio que favoreciera a Galcerán de Timor, su hijo natural, bien fuera concediéndole el castillo de Rauric o haciéndole entrar en la Orden del Hospital, como finalmente sucedió. También le pidió que hiciera caballero a Ponç de Timor, que probablemente fue otro hijo natural.

 

El Castillo de Timor pasó de Pere II a Pere III de Queralt. Este falleció entre 1282 y 1286 (se desconoce la fecha exacta), legando el señorío de Timor a su hijo, Pere IV, y tras su fallecimiento en 1323 pasó a ser propiedad de Pere V de Queralt. Este se casó con Alamanda de Rocabertí y dejó en herencia el Castillo de Timor a su hijo Dalmau I de Queralt, pasando posteriormente a engrosar las posesiones de Pere VI de Queralt, y quedando finalmente en manos de la corona en 1380.

 


--- 14 de febrero de 2020 ---

 

Llevo viajando a Cataluña con cierta frecuencia más de 10 años, y tuvo que ser en diciembre de 2019 cuando me fijara por primera vez en aquellas ruinas junto a la autovía. En honor a la verdad debo decir que están bien mimetizadas con el entorno: el color de la fachada del castillo hace buen juego con los tonos pardos del paisaje circundante, plagado de campos de cultivo de cereal, de modo que es fácil que pasen desapercibidas. A esto hay que añadir que la autovía desciende tras un talud poco antes de llegar al castillo, lo que hace que percibir su silueta sea casi una cuestión de azar. Terminar el viaje y buscar información sobre aquel lugar fue todo uno, y a tenor de lo que encontré tuve muy claro que no podía dejar de visitarlo en la próxima ocasión.


DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
Foto realizada en el primer Vuelo Americano, entre 1956 y 1957
Fuente: Instituto Geográfico Nacional

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
Foto realizada en el Plan Nacional de Ortografía Aérea, en 2018
Fuente: Instituto Geográfico Nacional

Y aquí me encuentro, apenas dos meses después de haberlo descubierto, viajando nuevamente a Barcelona y buscando la salida más cercana al castillo. A priori el acceso parece rápido y sencillo (está muy cerca de la autovía), aunque uno nunca se puede fiar de los caminos de herradura. Y para muestra un botón: tuve que deshacer lo andado hasta en dos ocasiones, porque las intensas lluvias recientes habían creado unas roderas totalmente insalvables para mi coche. Que no es que empleara el vehículo más adecuado, también es verdad, pero era el momento que era y no podía hacer otra cosa. Al final llegué por el camino más largo (que suele ser el más cómodo), muy despacito y con buena letra. Y poniendo el coche perdido de polvo, claro.


DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
"...no es que empleara el vehículo más adecuado, también es verdad..."


Uno de los colaboradores de Pascual Madoz visitó el castillo de Timor entre 1836 y 1845, época en la que era conocido como Caserío de Timó, y lo dejó así descrito en el Diccionario Madoz:

 

L. en la provincia de Lérida (9 leg.), partido judicial de Cervera (4 4/6), dióc de Vich (14), audiencia terr. y ciudad g. de Barcelona (43 4/3), ayuntamiento de San Pere de Arquélls SIT. en una eminencia ; su CLIMA es templado en el verano , pero frió en el invierno. Tiene 6 casas; iglesia (San Jaime) aneja de San Antolin; cementerio, y una fuente de buenas aguas.

 

Confina N. Mompalaú; E. Briansó; S. San Pere de Arquélls, y O. Cervera en el término se encuentra una hermosa casa de campo titulada mas de Toni. El TERRENO es de secano y de ínfima calidad. Hay arbolado de robles, encinas, pinos y arbustos. Los CAMINOS son locales la CORRESPONDENCIA se recibe de Cervera. PROD. trigo, cebada, centeno, vino, legumbres, nueces, almendras y pastos cria ganado cabrio, lanar y vacuno, y caza de conejos, perdices y liebres.

 

POBL. 3 vec, 49 almas CAP. IMP. 42,054 reales CONTR.  el 44’48 por 4 00 de esta riqueza. [sic]

 

Poco tiene que ver esta descripción con la que actualmente se puede hacer del castillo. La iglesia de San Jaime y el cementerio están completamente arruinados, y lo mismo se puede decir de la torre, que amenaza derrumbe si no se hace nada por remediarlo. Es el único elemento que aún permanece en pie, ya que del resto de construcciones apenas quedan los muros exteriores, habiéndose desplomado hace tiempo las cubiertas y las estructuras. Justo es decir que hay indicios de lo que parece haber sido un intento de restauración, aunque son de poca índole en comparación con la envergadura del inmueble.


DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
En el último plano se aprecia una pared restaurada

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS



Esta fue la semblanza que la Generalitat de Catalunya esbozó en 2012 sobre el Castell de Timor:

 

Edificio de planta rectangular, cubierta a doble vertiente, estructurado con planta baja, primer piso y buhardilla. El espacio comprendido por el ángulo derecho de la fachada de acceso se encuentra cerrado por un muro con puerta adintelada, a modo de baluarte, fundamentado y alzado sobre el nivel del suelo a partir de dos estructuras con bóveda de uso agrícola empleadas como estercoleros y dispuestas en paralelo, que aprovechan grandes sillares de piedra correspondientes a construcciones anteriores para estructurar sus paredes, hasta el nivel de arranque de vuelta.

 

En la parte trasera del edificio hay adosadas otras dependencias vinculadas al mundo agrario y ganadero. Su paramento se nos presenta hecho con sillares de tamaño medio, dispuestos con hiladas y paredes en talud.

 

Actualmente el sitio está totalmente abandonado y presenta un estado ruinoso. Su origen está en un castillo documentado a partir del siglo XII sobre el que se edificó esta masía del siglo XVII o XVIII, habitada hasta la segunda mitad del siglo XX.

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
"...muro con puerta adintelada, a modo de baluarte, fundamentado y alzado
sobre el nivel del suelo a partir de dos estructuras con bóveda..."

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
Una mínima parte del castillo está consolidada o restaurada parcialmente

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
¿Cojines de piedra? Más bien sacos de cemento endurecido.


La iglesia de San Jaime o de Santiago de Timor (no hay consenso acerca de la advocación) también fue examinada y descrita:

 

Edificio aislado en ruinas, cercano a la Torre Timor, y que se nos presenta de planta rectangular, de una sola nave con cubierta de bóveda de cañón de perfil apuntado, actualmente derrumbada y tejado a doble vertiente.

 

En el lado de poniente, un espacio de anchura y altura más reducido es cubierto con una bóveda de cañón apuntada que soportaba el corazón. El ábside semicircular ha desaparecido y ha sido sustituido por un espacio de planta cuadrada abierto a la nave.

 

En la fachada sur, encuentran su puerta de acceso de arco de medio punto adovelado sobre la que hay una ventana con dintel tabicada.

 

En la fachada oeste, se localiza el recinto del cementerio que abraza la iglesia hasta llegar a su puerta de acceso.

 

Hay un campanario de espadaña de un solo ojo situado en la cumbrera de la fachada de poniente, muy deteriorado.

 

 El aparato empleado es de sillares sin escuadrar e irregulares, dispuestos en hiladas desordenadas.

 

La antigua iglesia de Timor, mencionada por primera vez en las listas parroquiales del obispado de Vic de los siglos XI y XII, perteneció a este obispado hasta 1957, cuando pasó a formar parte del obispado de Solsona.

 

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
"Hay un campanario de espadaña de un solo ojo situado en la cumbrera de la fachada de poniente, muy deteriorado"

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
"En la fachada sur, encuentran su puerta de acceso de arco de medio punto adovelado sobre la que hay una ventana con dintel tabicada"

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
"En el lado de poniente, un espacio de anchura y altura más reducido es cubierto con una bóveda de cañón apuntada que soportaba el corazón"

DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
"...de planta rectangular, de una sola nave con cubierta de bóveda de cañón de perfil apuntado, actualmente derrumbada..."


Un vistazo al reloj me hizo recordar que aún faltaba más de una hora de viaje, y no quería desaprovechar la ocasión de visitar otros tres lugares que quedaban cerca de la ruta. Ambicioso que es uno. Lo cierto es que podía haberme tirado un buen rato examinando el Castillo de Timor: la imaginación vuela, y resulta sorprendente pensar que aquel lugar haya pasado por tantos estadios a lo largo de su historia, habiendo sido escenario de batallas, lugar de feudo y vasallaje, tierra campesina de cultivos y supervivencia y, actualmente, ruinas olvidadas junto a una moderna autovía que rompe en un tajo horizontal el impresionante paisaje que las rodea.


DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS
La autovía se hace notar junto a las ruinas del castell


 

--- EPÍLOGO ---

 

No somos conscientes de la gran cantidad de inmuebles fascinantes que presentan este estado, y año a año van desapareciendo auténticas obras de arte a consecuencia del abandono y el expolio. Es una verdadera lástima, pero también es justo reconocer que es materialmente imposible salvarlo todo. Por mucho que nos duela y por mucha pena que nos dé, creo que en estos casos también existe una ley natural de supervivencia en la que suele ganar el más fuerte. Lamento decirlo, pero no parece que el Castillo de Timor vaya a vencer esta guerra.


DESPOBLADOS-Y-ABANDONADOS



--- REFERENCIAS ---


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te recomiendo el artículo más reciente:

Castillo de Timor

CASTILLO de TIMOR Castillo, castellano y castellanía España es tierra de castillos. No en vano un amplio territorio del país se denomina c...